jueves, 12 de febrero de 2015

El lado obscuro de la fuerza.

Posted by Triatleta de Tiempo Incompleto On 19:19 | No comments
EL LADO OBSCURO DE LA FUERZA



Hoy es viernes  5 a.m. al trabajo voy, y la verdad antes de pensar en mi entrenamiento, me pregunto que tiene para mi este fin de semana; les ha pasado?, veo muchísimos comentarios en las redes, de que tan efectivos son unos atletas, que para ellos es primero su entrenamiento; aunque dentro de mí, sé que voy a entrenar al final de mi horario de trabajo, sé que un pequeño empujón hacia el lado obscuro, será suficiente para dejarme llevar, pero que caray, los mensajes de ayer de un amigo triatleta que muchas veces nos juntamos a darle y ya iniciada la temporada de triatlón,  me alientan; así que si mi voluntad no es demasiada, para salir a correr, como lo profesa mi plan, tendré que hacer uso de mis entrenadores personales.

A sabiendas, que el participar en un triatlón me da una gran satisfacción, siento que todos tenemos nuestras mejores vacunas para aplicarse en esos momentos, cuando el cuerpo mente y espíritu, están por caer en las tentaciones mundanas, o como dijera el maestro Yoda “al lado obscuro de la fuerza”

Así que a continuación 3 de mis mejores jedis, que cuando llego a casa hacen que mí desidia desparezca totalmente:

En primer lugar, siempre que me falta una cuadra para llegar a mi house, el primero que me recibe es mi perro chilo y como ya sabe que siempre lo llevo a correr, no me deja de perseguir hasta que vamos rumbo a la carretera, este perro es incansable, si hicieran un irondogs seguro el mío se sube al pódium.



Bueno como se han dado cuenta por mis frases soy fan de star wars, así que a mi vecino lo denomino como una especie de sith ballena, y como no quiero desvelarme ni amanecer digamos que un poco crudo, para evitar que me invite a tomarme unas, mi mejor forma de que la fuerza me acompañe, es decirle que voy a entrenar y lo invito y lo invito, hasta que me dice “mira mejor vete a correr”

Por último, y haciendo referencia a libro de Tu hijo tu espejo, donde menciona que en toda familia hay un hijo maestro, mi mejor entrenador, mi hijo; que ya tiene lista su bici y su jersey puesto para darle, aunque al último siempre se pone a jugar con chilo, en cada vuelta que hago siempre es grato verlos jugar.


Bueno cada quien tiene sus motivadores y hay que saberlos usar cuando la motivación es poca, así que este fin evita ser arrastrado al lado obscuro y has uso de tus motivadores personales, y que la fuerza te acompañe.

TTi.
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Páginas